UNO en Mbarara

Oliotya!

Tras mi incidente con el pasaporte (podéis leerlo en mi entrada Ilegal en África) decidí no estropear el viaje, arriesgarme e irme al sur con Hugo y Diego.

El martes 6 Marzo, el conductor-guía de Queen Elizabeth nos acercó hasta Mbarara. En el trayecto de Kasese a Mbarara pude disfrutar de los maravillosos paisajes que el sur del país nos brindó. No podré olvidar lo espectaculares que resultaron las plantaciones de té, con sus diferentes tonos de verde y su gran inmensidad.

A las 11:30 llegamos a la estación de autobuses de Mbarara. No gran diferencia con la de Kampala. Un gran descampado, con tiendas y restaurantes desperdigados por el mismo.

El autobús hacia Kabale sale a las 12:30. Bueno, tenemos una hora (eso pensamos).

Compramos los billetes en la oficina y nos quedamos en la misma. Los primeros momentos los paso hablando con la gente local, a la que le hacia mucha gracia que un muzungu supiera hablar un poco de idioma local.

Se va acercando la hora de subir al autobús pero solo hay un problema, el autobús no está. Compramos unos chapatti, una botella de coca cola que mezclamos con el vino que le dieron a estos en el avión, y nos montamos un pic nic en la oficina: Chapatti, embutido español y calimocho en mitad de Uganda. Con dos h….

Terminamos de comer y el bus que no llega. Sacamos las cartas y comenzamos a jugar al UNO, podemos decir que fue el juego oficial del viaje de Hugo y Diego a Uganda.

Gano la primera partida. Pierdo la segunda la partida y en mitad de la tercera, todo el mundo corriendo porque ha llegado el autobús. Guardamos las cartas, cogemos las mochilas, no olvidamos el calimocho, y pitando hacia el autobús.

Al llegar al Autobús: CAOS

Diego y Hugo que no pueden dejar las mochilas en la parte de abajo del bus y suben con ellas, si pensamos que íbamos a ir sentados, esa idea se nos quitó en 5 segundos, lo que tardamos en ver que nadie se movía de sus asientos y encima subía más gente.

Lo que vino después fueron gritos y nervios. Los no muzungus que gritaban a los muzungus, ¨tirar hacia adelante¨ y Hugo diciendo ¨que no hay sitio¨.

El autobús se pone en marcha. Hugo y Diego, de pie, 5 metros delante de mía. Yo, en la parte de atrás del bus, sentado en un barreño dado la vuelta (como se quejó mi culo) pero se lo agradezco dándole una piruleta que tenía en el bolsillo.

Para más tristeza, debido al caos reinante, la botella de calimocho desapareció. Pero la esperanza es lo último que se pierde y tras unos minutos, la botella aparece rodando por el suelo del autobús, Diego y Hugo se la toman a mi salud.

Tras el calimocho, llega la suerte. Una hora después de comenzar el viaje, la gente comienza a bajarse del bus. Conseguimos sitio y hacemos el resto del trayecto sentados.

VIVA EL UNO

VIVA EL CALIMOCHO

VIVA LOS AUTOBUSES EN UGANDA

Enfocando(ME!)*

22-03-2011

Una respuesta to “UNO en Mbarara”

  1. Hola!buscando informacion sobre Uganda, me tope con tu blog, me parece muy interesante y seguro que para ti esta siendo una experiencia unica. Sigues por alli?yo viajare en julio para estar unos meses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: